jueves, 25 de agosto de 2016

EEUU: DESDE LAS TRECE COLONIAS HASTA SU INDEPENDENCIA

Las colonias inglesas

A. Diferencias con otras colonizaciones

El gran desarrollo económico-social y su temprana independencia, han permitido ubicar hoy a los Estados Unidos entre los principales del mundo. Por eso es importante buscar los orígenes de la colonización inglesa en dicha región, que presenta características que la diferencian de otras colonizaciones europeas.
Una de las diferencias es que la colonización inglesa comienza a principios del siglo XVII. Eran pioneros que venían a radicarse en el nuevo continente con espíritu de trabajo y ahorro; los colonizadores ibéricos buscaban metales preciosos para volver con riquezas y honor a Europa.
Otra diferencia es que la colonización inglesa es realizada y financiada por empresarios y comerciantes particulares autorizados por la Corona, lo que permitirá cierta autonomía; mientras que la expansión española y portuguesa es organizada directamente por los gobiernos monárquicos que dirigen desde Europa todo el proceso de colonización.

B. Organización de las trece colonias

En lo político las colonias inglesas dependían cada una directamente de la Corona, no manteniendo contacto entre ellas.
Además poseían diferentes formas de gobierno. Algunos nombrados directamente por el Rey, y otros, con autoridades nombradas por los colonos americanos.
Esto permitió que varias colonias inglesas tuvieran experiencias de gobierno con cierta autonomía que no se dieron en otras colonizaciones europeas.
En lo social, las colonias inglesas se formaron en base a los pobladores blancos, no integrando a los grupos indígenas que fueron expulsados y combatidos.
Por la necesidad de mano de obra, comenzó en 1619 la introducción de esclavos provenientes de África para las plantaciones del sur.
En el siglo XVIII las colonias inglesas progresan, pero existía descontento por el dominio económico que se ejercía desde Inglaterra. Legalmente sólo podían vender sus productos por el sistema de monopolio, que significaba comercio exclusivo con Inglaterra, pero sin embargo existía el contrabando.
Esta situación de monopolio se contradecía con la autonomía política de que gozaban algunas colonias. 

C. La independencia de las trece colonias

En 1773, en Boston, colonos disfrazados de indígenas abordaron barcos ingleses  y tiraron el té al mar. Frente a esto el parlamento inglés dictó leyes llamadas “intolerables”: se suprime la constitución de Massachusets, se crea un gobierno militar y se exige el pago de los daños.
Los colonos reúnen un Congreso y el 4 de julio de 1776 se declara la independencia comenzando la guerra con Inglaterra, que duró hasta 1783.
La Constitución de 1787 estableció un sistema republicano y federal con un  gobierno central y autonomías en cada Estado.

D. EEUU desde su independencia hasta la Primera Guerra Mundial

El desarrollo económico continúa con la “marcha hacia el oeste” y ocupación de todo el territorio hacia el Pacífico. Esto permitió el aumento de la población y con aporte de inmigrantes creció de 4 millones en 1790 a 23 millones en 1850.
Las diferencias entre el norte y el sur se profundizaron y llevaron a la Guerra de Secesión (1861-1865) que finaliza con el triunfo del norte y la unificación definitiva del país. A pesar que le quedan problemas a resolver, tenía un gran potencial económico y social, al momento de la Primera Guerra Mundial (1914-1918). 

                                                                       Las 13 colonias inglesas.     
                                                                     Evolución territorial de EEUU.     

La organización del nuevo país

La Confederación

Luego de la Declaración de Independencia se planteó el problema de la organización del nuevo estado. Para hacer frente a la guerra las colonias se organizaron bajo la forma de Confederación. Cada estado conservaba su soberanía, libertad e independencia y se le daba al gobierno de la Confederación atribuciones limitadas: resolver los conflictos entre los estados, emitir papel moneda, organizar los ejércitos, declarar la guerra y firmar la paz, exigir contribuciones a los estados de acuerdo al número de habitantes. Esta forma de gobierno fue incapaz de resolver los problemas que se plantearon. Surgió entonces la idea de una organización federal para el nuevo estado.

La República Federal

Los americanos desarrollaron la idea de que solamente si los estados se unían fuertemente, podían llegar a formar una nación próspera, orientada a la colonización y al comercio y que no estuviese subordinada a las grandes potencias europeas. Esto trajo como consecuencia la elaboración de la Constitución de 1787 que estableció una República Federal con división de poderes, equilibrados de tal forma que ninguno puede imponerse a los demás. En una Constitución federal, cada estado, autónomo, tiene su propia Constitución. Todo lo relativo al gobierno local queda en sus manos. Legisla en materia de enseñanza, policía, organiza la administración de justicia y decide quiénes podían y pueden votar. Hacia 1800, en varios estados norteños pudieron votar todos los hombres (el sufragio fue universal masculino). En el resto, fue censatario. Las mujeres no votaban en ningún estado. A pesar que importantes personalidades de la vida política eran contrarias a la esclavitud, ésta se mantuvo.

El gobierno federal se encarga de todo lo que era común a los estados: fijar impuestos, acuñar moneda, reglamentar el comercio entre los estados, decretar la paz y la guerra, organizar las relaciones exteriores, la política con los indígenas y el comercio exterior. Las leyes elaboradas por el gobierno federal se imponen a las leyes elaboradas por los estados.

El Poder Ejecutivo es ejercido por un Presidente, que dura 4 años en sus funciones.  Es elegido en forma indirecta por un Colegio de electores integrado por representantes de los Estados. Dirige la política exterior, es el jefe de los ejércitos y puede vetar las leyes del Congreso. Con el asesoramiento y consentimiento previo del Senado, puede concertar tratados, nombrar embajadores, ministros, cónsules, magistrados de la Suprema Corte, etc. Los ministros son responsables ante él. En el momento de elegir presidente del nuevo estado, los ciudadanos consideraron que Jorge Washington era la persona indicada para dirigir la Nación y darle estabilidad.  Asumió el cargo en abril de 1789, pocas semanas antes que en París tomaran la Bastilla. El título que recibió la esposa del presidente fue “Primera Dama”, porque al no ser una monarquía no se sabía cómo denominarla. Este título lo siguen usando todas las esposas de los presidentes actuales.

El Poder Legislativo está integrado por dos Cámaras: la de Representantes y la de Senadores, que juntas forman el
Congreso. Vota las leyes y el Presupuesto nacional, reglamenta el comercio con el exterior, acuña moneda, controla el correo, desarrolla las ciencias y las artes, declara la guerra y la paz, etc.

El Poder Judicial está a cargo de una Suprema Corte cuyos miembros son vitalicios y nombrados por el Poder Ejecutivo, y Tribunales inferiores. La principal atribución es  resolver los conflictos entre los estados y entre éstos y el gobierno central.
Esta Constitución es corta y precisa. Fue la primera constitución escrita en la Época Moderna y se mantiene hasta nuestros días, con algunas modificaciones llamadas enmiendas. En 1791, se aprobaron las diez primeras enmiendas. En ellas se estableció la libertad de culto, de expresión y de prensa, así como el derecho de reunión,  la inviolabilidad del domicilio y de la correspondencia.

Importancia de la independencia de EEUU

No fue solamente una “guerra de independencia”; fue además, una revolución política de la que surgió la primera república moderna. Se estableció un sistema de gobierno basado en la teoría del contrato entre los gobernantes y los gobernados, en oposición a la idea de monarquía absoluta. La revolución fue victoriosa y no fue seguida de un movimiento contra revolucionario como en Europa. También fue una revolución económica y social aunque moderada en estos aspectos.

Repercusión en América. América española miró con interés y esperanza este ejemplo revolucionario. En el Río de la Plata, el pensamiento artiguista se vio influenciado por las ideas republicanas y federales de la organización de los Estados Unidos, conocidas a través de la obra “La Independencia de  la Costa firme justificada por Thomas Paine treinta años ha”. Fue traducida al español por Manuel García de Sena, y publicada en  Filadelfia, en 1811.

Repercusión en Europa. Tuvo enorme repercusión en Europa, porque por primera vez, se pusieron en práctica algunas de las Nuevas Ideas. Los europeos conocieron los sucesos revolucionarios a través de la prensa, las discusiones, las conversaciones de los soldados que habían luchado en América junto a los colonos, así como por la propaganda de los representantes diplomáticos de los Estados Unidos. La Constitución de 1787 y las constituciones de los distintos estados, fueron leídas con avidez y publicadas varias veces en francés y una en holandés y se procuró imitarlas.

Actividad sobre Estados Unidos:

1)   Explica brevemente su formación y evolución hasta su independencia en 1783.
2)   Menciona las diferencias con la colonización española.
3)   ¿Cómo se organizaron políticamente las Trece Colonias después de su independencia?     
4)   ¿Cómo repercutió dicha revolución en Europa y América?

Bibliografía consultada: 

  • Geymonat, R, et al; Historia II. La Época Moderna en Europa y América. Editorial Santillana.
  • Abadie, S; et al; Historia 2ºc.b. Europa, América y Uruguay entre los siglos XVI y XIX. Ed Monteverde.

miércoles, 24 de agosto de 2016

Principales revoluciones de fines del siglo XVII y comienzos del siglo XIX

Para ver mejor o ampliar las imágenes  escaneadas, es conveniente hacer clic con el botón derecho y elegir Abrir enlace en pestaña nueva.

lunes, 22 de agosto de 2016

LAS NUEVAS IDEAS ECONÓMICAS

En el campo de la economía, también se plantearon cuestionamientos. Como consecuencia de las dificultades que se presentaron con la aplicación de la política mercantilista, surgió la interrogante sobre cuál era la verdadera riqueza de un país. Las respuestas dieron origen a nuevas ideologías económicas: la fisiocracia en Francia y el liberalismo en Inglaterra.

Los fisiócratas.

Los fisiócratas, a diferencia de los mercantilistas, consideraban que toda la riqueza provenía de la tierra, y que sólo la agricultura producía más de lo necesario para mantener a los que se ocupaban de ella. Las otras ramas de la producción, como la industria, eran consideradas solamente como transformadoras de la riqueza, no creadoras de ella. De allí el nombre de "Fisiocracia", que deriva de Fisis: naturaleza, y Cratos: poder.
Para ellos, la economía es un hecho natural y por lo tanto regido por las leyes naturales. El Estado no debe intervenir."Dejar hacer, dejar pasar", es uno de sus principios fundamentales. Esto significaba abrir las puertas de las naciones, suprimiendo todas las barreras aduaneras, de modo que se estimulara y activara la circulación de la riqueza. Con estas ideas, la sobreabundancia de productos en las regiones más fértiles habrían encontrado un mercado natural en las regiones más pobres, evitando la baja de precios en las primeras y el encarecimiento en las segundas.

El liberalismo económico.

En la segunda mitad del siglo XVIII, surgió el liberalismo económico o teoría de la libertad económica, cuyo principal exponente fue el inglés Adam Smith.
Para el liberalismo, la fuente principal de riqueza es el trabajo. El enriquecimiento de los particulares es el único camino para conseguir la riqueza de las naciones.
Por lo tanto, el primer principio que debe regular la actividad económica es la libre empresa: cada particular puede crear aquello que la sociedad necesita (demanda), es decir, produce mercancías y las pone a la venta.
Haciendo uso de la libertad de empresa, otro particular puede hacer lo mismo, estableciéndose la libre competencia.
La libre competencia trae consigo la regulación de los precios a través de la ley de oferta y demanda. Si la oferta de productos es mayor a la demanda, los precios bajan. Si el número de compradores es mayor que el volumen de las mercaderías ofrecidas a la venta, el precio sube.
Estas leyes naturales, que regulan el mercado, traen como consecuencia que el Estado no debe intervenir en la economía, solamente debe vigilar la seguridad externa de la nación, así como la de los individuos: "Estado juez y gendarme".
También debe efectuar ciertas tareas que beneficien a la sociedad como la construcción y conservación de caminos, y una enseñanza elemental.
Estos principios se convertirán en los pilares básicos de la sociedad capitalista moderna.

   ( Material extraído de CD “Colección Historia Digital. La Historia, saber en construcción, 2º año.” ).

lunes, 15 de agosto de 2016

LOS PENSADORES POLÍTICOS Y SOCIALES DE LA ILUSTRACIÓN

Los pensadores de la Ilustración
El pensamiento político de la Ilustración se basa en dos teorías: la teoría del derecho natural y la teoría del contrato.

La teoría del derecho natural
afirma que los hombres nacen con derechos como a la vida y a la libertad. Éstos son universales y reciben el nombre de "derechos naturales". Estos derechos varían según los teóricos.

La teoría del contrato afirma que los hombres vivían en un principio en un "estado de naturaleza", sin ningún tipo de organización política y social. En un momento determinado deciden unirse, formando una comunidad con las autoridades, llamada "sociedad civil". Este pasaje del estado de naturaleza a la sociedad civil, se realiza mediante un "contrato" que según los diferentes autores, creará mayores o menores obligaciones para las partes. Por ejemplo, para algunos autores, de este contrato deriva la monarquía limitada, mientras que para otros, la democracia moderna.
  • John Locke: Pensador y filósofo inglés del siglo XVII, se le considera un precursor del pensamiento político del siglo XVIII.
En su obra, "Segundo tratado sobre el gobierno civil" (1690) partía de la idea de que el hombre vive en estado de naturaleza, gozando de derechos naturales, como el derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad. Para la conservación de estos derechos, los hombres salían del estado de naturaleza y a través de un contrato constituían un gobierno. Si el gobierno no respetaba uno de los derechos o se extralimitaba en sus funciones, el pueblo podía resistirse a él y elegir otro en su lugar; a esto se le llamó “derecho de resistencia”.
Para Locke, el gobierno debe estar compuesto por el Poder Legislativo encargado de hacer las leyes, y el Poder Ejecutivo, encargado de llevar a la práctica las leyes, pero supeditado al primero. De esta manera Locke aparece como un pensador contractualista, niega el derecho divino del poder, defiende la monarquía limitada como forma de gobierno, y coloca en primer plano los derechos naturales del hombre, que deben ser sagrados aún para el monarca.
  • MONTESQUIEU y la separación de poderes. Autor de numerosas obras literarias, la más importante por su contenido político, es "El espíritu de las leyes". En esta obra, parte del concepto de que las leyes positivas, (que han sido realizadas por el hombre) deben estar de acuerdo con las leyes naturales, y que las formas políticas, económicas y sociales de un pueblo dependen de su clima, del  suelo, del número de personas y de su cultura. Es por eso que las leyes que son buenas para un pueblo en un momento determinado, no tienen por qué serlo en otro momento o para otro pueblo. Por lo tanto las leyes no son eternas, y no se puede trasladar un modelo de gobierno de un país a otro.
    Sea cual sea la organización del gobierno, éste debe estar basado en la separación de poderes, cada uno autónomo con respecto al otro. Estos poderes son:
- el Poder Ejecutivo, que reglamenta y vigila el cumplimiento de la ley;
- el Poder Legislativo, encargado de hacer las leyes. Este poder debe estar en manos de un organismo que represente "al pueblo" (nobles, clero y burguesía propietaria);
- el Poder Judicial, que juzga en caso de incumplimiento de la ley.
Su ideal político era una monarquía limitada: un Rey como Poder Ejecutivo y un Parlamento como Poder Legislativo.
  • VOLTAIRE y la defensa de la tolerancia. Escritor brillante de origen burgués, fue un duro crítico del Antiguo Régimen. Contrariamente al resto de los filósofos de la Ilustración, no fue un pensador optimista. Destacó lo negativo, los defectos, los vicios de la sociedad de su tiempo, acusando al absolutismo y a la Iglesia Católica de ser responsables de ellos.
Sus ideas religiosas son más conocidas que las ideas políticas. Para Voltaire, la religión era sinónimo de superstición y fanatismo, pero reconocía su utilidad social distinguiendo entre religión y sacerdocio: "Hay que tener una religión y no creer en los sacerdotes". Partidario de una religión natural, creía en Dios y en la inmortalidad del alma. Defensor implacable de la tolerancia decía: "No estoy de acuerdo con nada de lo que Usted dice pero defiendo hasta la muerte su derecho a decirlo". Su aporte principal se encuentra en la defensa de las libertades civiles: prohibición de la detención arbitraria, supresión de la tortura y de la pena de muerte, adecuación de la pena con el delito, libertad de palabra oral y escrita.
Consideraba que la educación sólo debía recibirla el burgués, habitante de la ciudad, porque: "cuando el populacho se pone a razonar, todo está perdido".
  • JUAN JACOBO ROUSSEAU: fundador de la democracia moderna. En sus obras, planteó que el hombre es naturalmente bueno, y es la sociedad la que lo pervierte.
El hombre, en el estado de naturaleza, era bueno y feliz; vivía de una economía de subsistencia, sin propiedad privada, sin desigualdad. Con el surgimiento de la propiedad privada, se estableció la desigualdad entre los hombres en el estado de naturaleza. El mundo se pobló de ricos y pobres. A través de un contrato, se organizó la sociedad civil para asegurar el poder de los ricos, consagrar la desigualdad y fundar una sociedad injusta.
¿Cómo remediar esta sociedad injusta?
En el "Contrato Social", quizás su obra más importante, propone una solución a nivel social. A través de un nuevo contrato entre los hombres, los individuos conservan todos sus derechos. De esta manera, el pueblo conserva el poder político: es soberano. Y como el pueblo es soberano, es el encargado de hacer las leyes. Por lo tanto, las leyes deben expresar la voluntad general. El gobierno es un simple ejecutor de la voluntad del pueblo.

El pensamiento de Rousseau preparó el camino para las ideas democráticas de los siglos XIX y XX, basadas en el principio de igualdad y soberanía popular. Desde Rousseau en adelante, los defensores de la democracia han insistido en la importancia de la educación. Sólo con una ciudadanía inteligente, el gobierno de la mayoría sería realmente eficaz.
    ( Material extraído de CD “Colección Historia Digital. La Historia, saber en construcción, 2º año.” ).

lunes, 8 de agosto de 2016

LA ILUSTRACIÓN O NUEVAS IDEAS

Material p

LAS NUEVAS IDEAS.

El siglo XVIII anuncia la llegada del mundo contemporáneo, es fruto de la evolución del pensamiento y de la ciencia de los siglos XVI y XVII. En ese momento estaban dadas las condiciones para el Siglo de las Luces: la burguesía se había afirmado, el capitalismo había crecido, la monarquía absoluta predominaba en el continente europeo, los conocimientos se basan en el método racional y la experimentación. En este siglo aparece en Francia un movimiento ideológico fundamentalmente racionalista y crítico llamado Ilustración, que responde a las necesidades de la burguesía.
Los pensadores de este movimiento son intelectuales, una élite, que pretenden destruir el “Antiguo Régimen”, es decir, las condiciones imperantes hasta ese momento, atacando la intolerancia religiosa , el absolutismo político , la intervención del estado en la vida económica a través del Mercantilismo y defendiendo los derechos individuales.

El siglo XVIII fue el Siglo de las Luces o de la Razón porque los filósofos pretendían “iluminar”, descubrir con la razón el mundo y el hombre, y terminar con la ignorancia y la superstición. Querían crear un mundo nuevo y mejor asumiendo una actitud comprometida con sus ideas. Las principales características de la Ilustración fueron:

1) una confianza ciega en la razón que permitiría al hombre resolver cualquier problema y alcanzar su plenitud.

2) una fe total en el hombre y en el progreso humano, teniendo así una actitud optimista frente a la vida.

3) un espíritu crítico que cuestiona todo.

4) la aceptación de que Dios es sólo el creador del Universo, al cual le dio leyes eternas e inmutables y luego dejó de actuar. Se le llamó deísmo a esta postura. Algunos pensadores llegaron a negar a Dios: ateísmo.

5) un pensamiento laico, es decir, no influido por ninguna creencia religiosa. Incluso algunos fueron anticristianos.

6) la defensa de los derechos humanos: libertad, igualdad, propiedad y felicidad. La idea de libertad es una de las innovaciones mayores del período, se defiende la libertad de conciencia, de palabra, de comercio y de industria. Se establece la igualdad ante la ley, en los hechos limitada sólo a la burguesía y a la nobleza. Se sostiene que la propiedad es un derecho natural y sagrado. El goce de estos derechos conduce a la felicidad del hombre. La felicidad individual llevará a la colectiva.

Las ideas de la Ilustración se difundieron a través de la Enciclopedia, cartas, novelas, tragedias, periódicos, clubes, academias, los Salones, los Cafés y la Masonería. Se destacó la “Enciclopedia francesa” o “Diccionario Razonado de las Artes, Ciencias y Oficios”. Los autores fueron muy numerosos, unos 130 colaboradores, dirigidos por Diderot y D´Alembert. Diderot escribió numerosos artículos acerca de política, filosofía y artes mecánicas. Describía todos los oficios, añadiendo a la obra un álbum de grabados que representaban las máquinas y los procedimientos de fabricación. D´Alembert fue el encargado de escribir el Discurso Preliminar. La obra consta de 17 volúmenes de texto, 11 de láminas y 7 complementarios. El primer volumen apareció en el año 1751, con 2050 ejemplares y 1000 suscritores. La aparición del segundo volumen desató protestas contra la obra y su continuación significó una dura batalla contra la censura real y de la Iglesia. Esta batalla termina en la década de 1770. En los artículos, poco atractivos por sus títulos, se encuentran, sin embargo, los principales ataques contra el orden establecido y la Iglesia. Esta obra servirá de modelo para todas las enciclopedias posteriores. Algunos monarcas europeos adoptaron algunas de las ideas propuestas, pero pensando en su bienestar y no en el colectivo. Se les llamó Déspotas Ilustrados ya que su consigna era “todo para el pueblo pero sin la intervención del pueblo”. Como ejemplos podemos citar a Carlos III de España, José I de Portugal y Catalina II de Rusia.

ACTIVIDAD:

1. Define Ilustración y menciona sus características.
2. ¿Cómo se difundieron las ideas de la Ilustración?
3. Explica qué era la “Enciclopedia francesa”
4. ¿Qué entiendes por Déspota Ilustrado, después de leer el texto? 

Bibliografía consultada: 

  • Geymonat, R, et al; Historia II. La Época Moderna en Europa y América. Editorial Santillana.
  • Abadie, S; et al; Historia 2ºc.b. Europa, América y Uruguay entre los siglos XVI y XIX. Ed Monteverde.

viernes, 5 de agosto de 2016

Economía y sociedad del Antiguo Régimen

La economía durante el Antiguo Régimen: el Mercantilismo
Definición. Se designa como Mercantilismo a la doctrina y prácticas económicas de la mayoría de los estados nacionales europeos, durante el período que transcurre del siglo XV al siglo XVIII.
Objetivos. Su finalidad era el fortalecimiento de la nación a través de la adquisición de metales preciosos,  ya sea con la explotación de minas propias, o la venta de mercaderías al exterior.
Caracteres. No le interesa el bienestar individual, sólo la grandeza del reino. Por esta razón el Estado intervino en todos los aspectos de la vida económica.
Esta política se asienta sobre una serie de principios básicos:
  •  la riqueza de un país se basa en la cantidad de metales preciosos que posee;
  •  conviene comprar poco y barato, y vender mucho y caro, es decir, tener una balanza comercial favorable.
  •  la producción nacional debe ser protegida por el Estado, poniendo fuertes impuestos a los artículos importados.
  •  el Estado, además, regula el volumen, la calidad y la cantidad de la producción. Es un estado intervencionista, mediante leyes proteccionistas defiende la producción nacional de la competencia extranjera.

Aplicación del Mercantilismo. Cada país puso el acento en un aspecto particular del esquema general.
  •  Alemania le dio importancia al aumento de la población por razones económicas, considerando que el poder del príncipe estaba en relación directa con el número de sus súbditos, de aquellos que trabajaban y producían.
  •  Francia se puso el énfasis en las manufacturas.
  •  Inglaterra, Holanda, y Portugal, el Mercantilismo tuvo como base el comercio exterior.
  •  España, los metales preciosos fueron los objetivos de su política mercantilista.
Consecuencias. Esta política económica provocó la expansión de los estados europeos y llevó a estos a una constante guerra económica a fin de obtener mercados, controlar la producción, el uso de materias primas y dominar las rutas comerciales.
Los países europeos aplicaron a sus colonias el monopolio, es decir, sólo podían comerciar con la metrópoli, producir materias primeras y comprarle productos manufacturados. La creación de imperios coloniales le proporcionaron a los reyes grandes riquezas, utilizadas para equipar ejércitos y flotas, con lo que aumentó el poder político.
La sociedad durante el Antiguo Régimen

La sociedad europea también se transformó junto con  los cambios económicos.
A partir del siglo XV, la población europea fue aumentando lentamente. Se calcula que a fines del siglo XVI alcanzaba a 95 millones de habitantes y a fines del XVII habría unos 300 millones, a pesar de las migraciones a las tierras colonizadas. Las familias podían tener unos 20 a 22 hijos pero existía un alto índice de mortalidad.
Las crisis demográficas se daban por el hambre, debida a las malas cosechas y las epidemias, lo que impedían un mayor crecimiento de la población. Las guerras no fueron un factor esencial pero sí influyeron indirectamente: sus devastaciones podían provocar hambre, y los muertos insepultos, epidemias. La epidemia de peste que se produjo entre 1650 y 1670 disminuyó la población en ciudades de Alemania, y otras como Londres y Sevilla.

La organización de la sociedad

La sociedad de Europa occidental seguía dividida en estamentos: clero, nobleza, y tercer orden. Cada orden tenía un estatuto jurídico diferente, la ley y la costumbre les otorgaba derechos y obligaciones distintas.

  • Clero: la Iglesia continuó siendo poderosa y rica. Tenía abundantes rentas y ocupaba en la sociedad un lugar importante por las funciones que ejercía: enseñanza, registro de nacimientos, defunciones y matrimonios, y disponía de tribunales de justicia propios.
  • Nobleza: siguió poseyendo grandes extensiones de tierra y muchos de sus integrantes vivían de las rentas. El alza de precios, producto de la entrada masiva de metales preciosos americanos a Europa, afectó en gran medida a aquellos que vivían de rentas fijas. Esto llevó a que se adoptaran medidas, muchas veces excesivas: los nobles reactivaron impuestos feudales que habían caído en desuso, agravando la situación del campesino; en otras circunstancias, aumentaron las rentas, cuando se renovaban los contratos de arriendo.
  •  Tercer orden: está integrado por grupos sociales muy diversos entre sí. La burguesía fue el grupo que se desarrolló conjuntamente con el capitalismo. La burguesía rica dirigió las empresas productoras y comerciales; invirtió capitales en tierras, dirigió las actividades bancarias y las manufacturas. Muchos de sus miembros recibieron títulos nobiliarios por servicios prestados al rey, se casaron con miembros de la nobleza o compraron los títulos. Durante estos siglos apoyaron a los monarcas absolutos y les otorgaron créditos a cambio de determinados privilegios, como los obtenidos por las Compañías Comerciales. En el siglo XVII, se vincularon con algunos sectores de la nobleza para derrotar el proceso absolutista e integrar el Parlamento. Los artesanos y los pequeños comerciantes formaban la baja burguesía y tenían poca posibilidad de ascenso social. Los asalariados sufrieron también la suba de precios. Los campesinos formaban la gran masa de la población europea, 85 al 95 %, pues la base de la producción era la agricultura. Un gran porcentaje de ellos eran siervos, como una supervivencia del feudalismo. Sobre ellos recaían todos los impuestos. Durante estos siglos el número de mendigos fue muy importante.
 Material sacado de: Abadie, S; et al; Historia 2ºc.b. Europa, América y Uruguay entre los siglos XVI y XIX. Ed Monteverde.